Comiendo vegetariano en Copa

Estándar

Viajé a Buenos Aires hace unos días (pueden ver el review de todo lo que me comí allá – parte 1 y parte 2). Fui con Copa. Como el vuelo es largo, días antes llamé y solicité comida vegetariana. El proceso fue rápido. Como ya se habrán dado cuenta la foto de Mafalda no tiene nada que ver. Ese fue un graffiti que vi en Buenos Aires y me gustó.

Dormí todo el vuelo San José – Panamá así que no se que me hubieran dado de comida. En el vuelo Panamá – Buenos Aires estaba sentada en la penúltima fila del vuelo y me quedé dormida cuando comenzaron a dar la comida. Cuando llegaron a mi puesto les comenté que yo había pedido comida vegetariana. Resultó que mientras dormía me habían llevado por el micrófono y como no aparecí le dieron mi comida a otra persona. Por suerte, la otra persona estaba sentada justo en la fila siguiente a la mía y no había comenzado a comer. Le quitaron la comida y me la dieron a mi. Aparentemente en Copa hay que estar alerta para no quedarse sin comida.

La comida era un gallo pinto, con vainicas, zanahoria y cebolla verde cocina. Estaba rico. Dos ensaladas. Una de sobretodo garbanzo y otra de Lechuga y zanahoria. Mezclé ambas y les puse un aderezo italiano que me dieron. No estaban muy buenas pero bueno. Así es. Además me dieron un pan y unas galletitas.

Una advertencia para l@s vegan@s. En Copa ofrecen sólo comida vegetariana estricta. Por lo que mi comida no ha debido incluir nada de huevos, mantequilla, etc y, sin embargo, las galletitas tenían huevo.

De cena me dieron un sándwich de vegetales con salsa de tomate. Estaba decente, solo el pan se sentía un poco viejo, pero, ni modo.

En el vuelo Buenos Aires – Panamá me dieron unas torticas que estaban buenas, una ensalada de quinoa y frutas. Estuvo bueno. Lastimosamente no anoté lo que me dieron como segunda comida en ese vuelo.

Las opciones me parecieron bastantes similares a las de Avianca y todo varía dependiendo del aeropuerto de partida, porque allí es donde preparan la comida. En todo caso sigo creyendo que lo mejor es llevar comida o al menos snacks para seguirse no pasarla mal.

Comiendo vegetariano en Buenos Aires (parte 2)

Estándar

Esta es la segunda parte de los reviews de Buenos Aires (aquí la primera parte).

Una de las maneras que más me gustó para recorre la ciudad fue con los Free Walking Tours. Hice tres diferentes. No son realmente gratis, hay unos que tienes que dar una colaboración y otros que si tienen un precio fijo. Valen la pena como para tener una idea general de cómo esta la cosa y no se siente como un tour intenso, sino más relax. En uno de los toures que hice que pasaba por la Recoleta paramos a descansar en Las medias lunas del abuelo, así que aproveché para comerme unas empanaditas.

Las medias lunas del abuelo

SnapseedPlatos: empanada de queso y cebolla y empanada de caprese
Precio: 50 pesos cada empanada (700₡ aprox)
Puntuación: 3 tofus

Las empanadas argentinas me gustan mucho. Antes cuando estaba Argenta en los yoses comía frecuente ahí. Tenía mucha ilusión de comer empanadas argentinas en argentina.

Las empanadas de las medias lunas del abuelo fueron las primeras que probé. tienen varios restaurantes por Buenos Aires y argentina en general. Yo fui al que está por la Plaza San Martín. La masa es súper suave, me encantó. Simplemente deliciosa.

Lo que no me encantó fueron los rellenos. Ambos estaban muy salados. El que más me gustó fue la de caprese pero igual demasiada sal para mi gusto.

Horario: todos los días de 8:30 am a 8pm.

Dirección: San Martín 1967. Buenos Aires

Otra de las cosas que quería comer era milanesa, específicamente de berenjena. Lastimosamente no encontré. Pero si comí milanesas en el club de la milanesa

El club de la milanesa

Platos: Milanesa 6 semillas
Precio: 322 pesos (4000₡ aprox)
Puntuación: 3.5 tofus

En el club de la milanesa tienen dos tipos de milanesa vegetariana. Una lentejas y arroz yamaní y otra de una mezcla de seis semillas. Pedí la de semillas.

Snapseed (6)Las milanesas están hechas de una mezcla de quinoa, mijo, lino, girasol, frijoles, con curry, cúrcuma, comino, perejil y orégano. Se puede pedir clásica o con queso. Yo la pedi con queso mozarella, tomate y albahaca. Yo pedí esta segunda opción.

Las milanesas son bien pequeñas, como de unos 15 cm de diámetro. Vienen dos y están acompañadas con una ensalada (mix de hojas verdes y semillas). Estaba rica pero normal. Nada especial en lo absoluto.

Horario: lunes a domingo de 11am a 2am

Dirección: Azcuénaga 1898. Buenos Aires

Seguí preguntando sobre milanesas de berenjena y lo que me dijeron es que las mejores son las que venden para preparar en la casa, así que me quedé con las ganas de probarlas.

Una de las cosas en Argentina más diferente a mis costumbres es el desayuno. Allá desayunan dulce y poquito. Yo suelo desayunar salado y bastante. Obvio desayuné medialunas varios días pero en un punto ya me cansé y comencé a buscar opciones.

Whoopies

SnapseedPlatos: egg toast con extra de aguacate
Precio: 180 pesos (2500₡ aprox)
Puntuación: 1.5 tofus

Whoopies fue una de estas opciones que probé. Es una cadena, yo fui al que queda por el Congreso. Pedí unas tostadas con huevo con extra de aguacate. Las tostadas traen tocineta, pero se pueden pedir sin tocineta. Trae café con leche y jugo de naranja pequeño

El café y el pan estaban riquísimo. Los huevos, sin embargo, no sabían a nada. Les puse sal pero no logré mucho. Terrible.

Freddo

Snapseed (2)Platos: Helado de dulce de leche y chocolate
Precio:
no anoté 😦
Puntuación:
5 tofus

Otro de los helados super recomendados y más fáciles de conseguir porque son una franquicia grande son los de Freddo. Ya los había probado en Miami. Aquí comí de nuevo la mezcla perfecta. Dulce de leche y chocolate. Simplemente increíble.

Sino encuentran esta heladería o RapaNui no importa, vayan a cualquiera, comí otros helados y la verdad que todos fueron excelentes.

 

Quotidiano

Platos: Burrata y Ravioli de Ricotta
Precio: 306 pesos la burrata (4200₡ aprox) y 367 pesos los ravioli (5000₡ aprox)
Puntuación: 4 tofus

Otra de las cosas que hay que comer en Argentina fue pasta. Probablemente fue lo que más comí pero solo le estoy haciendo review a Quotidiano que fue el que más me gustó.

 

De entrada pedimos Burrata, un tipo de queso espectacular que lo sirven con pistachos, miel, tomaticos y lechuga. Demasiado rico. De comer pedí unos raviolis de masa verde (espinaca) con ricotta, manteca, salvia y nuez. Estaban muy buenos.

Ambas cosas estaban ricas, pero no exquisitas. Estoy segura que hay pasta 5 tofus en Buenos Aires, pero no la encontré.

Horario: Todos los días de 8am a 12am

Dirección: Av. Callao 1299 , Recoleta – Ugarteche 3208 , Palermo. Buenos Aires

Le pain quotidienne

Platos: Pétit Déjeuner 
Precio: 278 pesos (3800₡ aprox)
Puntuación: 5 tofus

En el aeropuerto comí el mejor desayuno en Le Pain Quotidienne. Tienen varios restaurantes así que no hay porqué esperar a estarse yendo. Tenía mucha hambre y miedo sobre qué comida me iban a dar en el avión así que pedí un super desayuno: el pétit déjeuner.

Snapseed (5).jpegEste desayuno trae panes artesanales, con un queso, una mermelada y dulce de leche para untarles. Además trae un pan de chocolate o crossainte (yo elegí pan de chocolate), jugo de naranja o limonada y una bebida caliente. Super completo.

Trae muchísimos panes, muy ricos. El queso, la mermelada y el dulce de leche estaba riquísimo. Nunca había comido pan con dulce de leche, y la verdad que me gustó.

El pan de chocolate lo guardé para el avión, pero la verdad es que me tenía como nerviosa el saber que tenía ese pan guardado, esperando por se comido, así que me lo comí casi a penas me senté.

Dirección: Aeropuerto Ezeiza

Comiendo vegetariano en Buenos Aires (parte 1)

Estándar

Fui a Buenos Aires una semana por trabajo / vacaciones. Había ido hace tiempo pero no me acordaba lo lindo que era.

Iba muy emocionada por descubrir mucha comida deliciosa. Sin embargo, no se cumplieron mis expectativas. Salvo por los helados, que eso sí requieren mención a parte. De resto todo me pareció muy normal. Debo aclarar, que no me quedé cerca de Palmerno, dónde entiendo que hay muchas opciones vegetarianas, por lo que comí poco por ahí. Como son tantos lugares haré dos posts. Esta es la primera parte y la segunda parte está aquí.

Pink Tomato

Plato: Wok Veggie
Precio: 152 pesos (2000 cólones aproximadamente)
Puntuación: 3 tofus

Salí a caminar por la calle Reconquista en busca de dónde comer. Vi que en Pink Tomato tenían opciones así que entré.

El lugar es de esos que agarras tu comida empacada, la pagas y listo. Estos lugares no me encantan por la cantidad de desechos que generan, pero ya llevaba tiempo caminando y tenía hambre así que me entregué a los desechos.

Agarré una cajita de Wok Veggie. Eran unos fideos de trigo, calabaza y zucchini, con aguacate, huevo, Almendras, zanahoria y una salsa agridulce de soja y miel.

El sabor era rico pero estaba un poquito frío y ya hacia el final, que se había enfriado más, como que fue cambiando mi apreciación a que ahora no me gustaba.

Horario: Lunes a viernes de 10 a 4pm.

Dirección: Reconquista 872, Buenos Aires.

Ese mismo día fui a cenar con mi papá a un restaurante vegetariano, que vende todo orgánico y está certificado. Queda en Palermo. Se llama Bio Restaurant.

Bio Restaurant

Plato: Tofu
Precio: 370 pesos (5000 cólones aproximadamente)
Puntuación: 3.5 tofus 

Bio Restaurant tiene bastantes opciones. Cuando vi tofu me fui por esa. Me parece una buena prueba para los restaurantes.

El tofu lo preparan a la mostaza con vegetales y arroz yamani. Estaba riquísimo todo. Lo que no me gustó fueron las proporciones del plato. Los pedazos de tofu eran gigantes y eran tres. Los vegetales eran muy poquitos, me hicieron falta más.

Horario: Todos los días de 10:30 a 12 am

Dirección: Humboldt 2192 (esq. Guatemala). Buenos Aires.

Al día siguiente fui a almorzar a otro restaurante vegetariano que vi en internet. Se llama Sparaw.

Sparaw

Plato: Sándiwch Palta
Precio: 176 pesos (2400 colones)
Puntuación: 3.5 tofus 

En Sparaw hay sándwiches, bowls, ensaladas y jugos. Hay dos, yo fui al de recoleta. Muchas de las cosas ya están listas y les agregan alguna cosa y en una refrigeradora para que uno la agarre. Yo quería algo que no estuviese frio así que me fui por el sándwich palta, que trae aguacate, alga nori, tomate, cebolla y pepino marinado, hojas verdes y queso de cajú ahumado. Estaba rico. Nada del otro mundo, pero si rico.

Ojo que solo solo efectivo o Mercado pago (una aplicación de Mercado Libre para pagar con el celular).

Bio Restaurante y Sparaw fueron los únicos vegetarianos que fui y ambos eran estilo natural, orgánico, dietético. Esos no son mi tipo de restaurantes. A mi me gustan más los lugares con más grasita y azucar. Me quedé con la duda si todos los restaurantes vegetarianos en Buenos Aires son de este tipo o hay también de mi estilo.

Horario: Lunes a viernes de 8am a 9pm, sábados de 10 a 8pm, domingo de 11 a 8pm.

Dirección: Rodríguez Peña 1714. Buenos Aires.

Como saben Argentina es famosa por la carne. Fueron los que inventaron el frigorífico, el país hizo mucha plata así, etc. Entonces, a menos que viajen con puros vegetarianos, o que logren escaparse de alguna manera, es posible que les toque ir a algún restaurante de carne. A mí me tocó por una cena de trabajo. Por suerte fue a uno dónde las opciones vegetarianas son ricas.

La Cabrera

Platos: Provoleta de bufala, Brocheta de vegetales, helado y degustación de postres
Precio:
420 pesos la provoleta (5900 colones aprox), 638 pesos la brocheta (8900 colones aprox), 365 pesos el helado (5000 colones aprox), y  591 pesos la degustación (8000 colones aprox).
Puntuación: 
4 tofus 

Fui a uno de los lugares más famosos, la Cabrera en Palermo, como con 14 personas del trabajo. Lo que recomiendan en el lugar es pedir platos (sobretodo cortes de carne) para compartir. Entonces mi principal objetivo era asegurarme de que entre lo que se pidiera hubiese algo sin sangre.

Una amiga justo me había dicho que en este lugar había probado los mejores vegetales horneados que ha probado en su vida, así que mi segundo objetivo era que entre las cosas sin sangre incluyéramos los vegetales a la parrilla.

Logré que pidiéramos dos cosas: la provoleta de bufala y la brocheta de vegetales (estos son los vegetales a la parrilla que me habían recomendado).

Junto con todas las demás entradas que se pidieron trajeron la provoleta de bufala. Estaba riquísima. Es un queso duro hecho de leche de búfala que tiene un sabor delicioso. Sin embargo, les advierto que la pusieron en un plato junto con unas salchichas, morcillas o algún tipo de embutido que no se cuál es. A mi eso no me importa, pero puedo entender que a otra persona si le importe. Entonces es mejor que le especifiquen al mesero que le pongan la provoleta en un plato a parte. Son muy amables así que no creo que haya problema alguno.

Entre las entradas también vinieron, no sé bien con qué, unos pestos riquísimos y unos ajos a la parrilla que no les puedo explicar los ricos que eran. Totalmente caramelizados. Nunca había probado algo así. Me encantaron.

Luego el plato de vegetales era una brcheta con varios vegetales y por encima tenía tomate y papa. Estaba super rico pero no son los mejores que me he comido en la vida, como me dijo mi amiga. O, quizás, mi expectativa era demasiado alta.

Este lugar se llevó mi corazón con los postres. Pedimos helado de dulce de leche y uno que una degustación de postres. El helado de dulce de leche es espectacular y lo otro que me encantó fue la crepe flambeada con dulce de leche. Simplemente deliciosa. Lastima que eramos muchos y pedimos poquitos postres, porque me quedé con ganas de comer más. Es más si volviera a este lugar, quizás pediría el queso, el ajo a la parrilla y postres, mientras los demás comen carne.

Horario: Todos los días de 12:30 a 4:430pm, de 6:30 a 8pm y de 8:30 a 1am (el horario me parece rarísimo, es lo que sale en Google, asumo que puede estar relacionado con que en Argentina se cena muy tarde)

Dirección: Cabrera 5099, Buenos Aires.

RapaNui

Platos: Bombones y helado de leche de cabra y de chocolate
Precio:
no anoté 😢
Puntuación: 
5 tofus 

RapaNui es una chocolatería de Bariloche con varios locales en Buenos Aires. Yo fui al que está por la Plaza San Martín. Venden helado y chocolates. El primer día compré varios bombones. Lastimosamente no anoté cuales probé ni cuales me encantaron ni menos cuales no me encantaron (aunque recuerdo vagamente uno con naranja que no era para mi). Tienen muchísimas opciones y son ricos. Si quieren bombones es una excelente opción.

Lo que les vengo a contar de este lugar es de los helados. El mejor helado de Buenos Aires me lo comí aquí y la competencia es durísima. Me cuesta admitir que los argentinos son los mejores en algo, pero creo que en hacer helados de verdad que ganaron. Especialmente los helados de dulce de leche. Aquí probé el de dulce de leche de cabra y chocolate. Espectacular.

Horario: Domingo a jueves de 10 a 24 hs. Viernes, sábado y vísperas de feriado de 10 a 1 am

Dirección: Avenida Santa Fe 772, Buenos Aires.

Pizzería Güerrin

Platos: Fugazza
Precio:
290 pesos la pizza grande (5900 colones aprox)
Puntuación: 
5 tofus 

Además de los helados, otra de las cosas famosas de Argentina y que vale mucho la pena son las pizzas. Hay varias pizzerías emblemáticas. Yo solo fui a una y la amé. Es la Pizzería Güerrin, en la Avenida Corrientes, por donde hay muchos teatros.

El local de la pizzería es gigante y por lo que vi siempre está lleno. Nosotros fuimos un día de semana como a las 10:30pm y estaba repleto. Me recomendaron sabiamente pedir una especialidad argentina, la Fugazza, una pizza de cebolla y queso. Sin salsa de tomate. Solo cebolla y queso. Es exquisita. Me encantó mucho mucho. Además me dijeron que tenía que probarla poniendole fainá. Un pan de garbanzo. Esto no me encantó, es como mucha masa y se diluye el sabor de la pizza que es buenísimo, así que mejor no distraerse. Sin embargo, obvio pruebenlo para que tengan la experiencia completa. Hay discusiones sobre si el pan va arriba o abajo. Yo se lo puse arriba. Eramos tres personas, pedimos una pizza grande para compartir y quedamos repletos.

Horario: Domingo a jueves de 11am a 1am. Viernes y Sábado de 11am a 2am.

Dirección: Avenida Corrientes 1368, Buenos Aires

La segunda parte de este review la pueden encontrar aquí.

 

 

Comiendo vegetariano en Miami

Estándar

Estuve unos días en Miami, y, como siempre, quiero contarles mi experiencia con la comida.

Mi primera recomendación no es un restaurante sino una comida para cocinar en casa. Si van a Estados Unidos y se están quedando en algún lugar con cocina háganse un favor y compren unas tortas de Beyond Meat.

Beyond Meat

Precio: 6$ (aproximadamente 3700 colones)
Puntuación: 5 tofus

Desde hace tiempo estoy tratando de probar las tortas Beyond Meat. Hace unos meses anunciaron que en marzo llegarían a Costa Rica. Avísenme porque seré su embajadora número uno. Por algún motivo en este viaje se me olvidó mi búsqueda y me las encontré casi de casualidad turisteando por un Whole Foods. A penas las vi llamé a mi amiga donde me estaba quedando para preguntar si tenía pan de hamburguesa para poder cenar eso. Compré un pan de hamburguesa tipo Brioche y me fui casi directo a cocinar.

La apariencia de la torta es muy similar a carne cruda y el olor es peculiar. No pude determinar a qué olían. Calenté un sartén con un poquito de aceite y puse a cocinar las dos tortas. Al ratico estaban listas y me armé la hamburguesa con lo que encontré en la nevera (Lechuga, tomate cherry, hummus, y mayonesa). La otra torta la dejé parte para que los demás que estaban en la casa la probaran. Ninguno de ellos es vegetariano.

A penas probé la torta me pareció que sabía a carne pero le pedí a mis amigos que la probaran a ver sus opiniones. A todos les precio lo mismo y les encantó. Todos quedamos sorprendidos.

Puedo entender que a las personas que no les gusta el sabor de la carne no les guste esta torta. A mi me encantó. Creo que son el futuro. Necesitamos más opciones cómo estas para que más gente disminuya su consumo de carne.

Yo las compré en Whole Foods. Supongo que se consiguen en otros lugares también.

Earl’s Dadeland

Plato: Impossible Burger
Precio: 14.5$ (aproximadamente 8900 colones)
Puntuación: 4.5 tofus

Un día fui a Dadeland Mall de compras. Almorzamos en Earl’s. Se llena bastante así que toca esperar por una mesa. Pedí la Impossible Burger.

Tiene una torta “plant-based”, no me supieron decir de qué, solo que no tenía carne y que la hacían allí. Sin embargo, luego vi varios lugares que venden esta misma Impossible Burger, así que me parece que es una marca en particular. La hamburguesa además tenía tomate, cebolla, lechuga, pepinillos, mayonesa, mostaza, todo en un pan brioche.

Estaba espectacular. Si hay algo cierto en la vida es que los gringos saben hacer hamburguesas. Un montón de sabor. Venía, claro, con papas fritas, que sentí que no estaban al nivel de la hamburguesa. Le faltaban algo que no se qué era. Igual la hamburguesa era tan grande que no hacía falta las papas.

Horario: Lunes y martes de 11:30am a 11pm, miércoles de 11:30 am a 12,jueves y viernes  de 11:30 am a 1am, sábado de 11am a 1am y domingos de 11am a 11pm.

Casa Tua

Plato: Whole Wheat Taglioline alle verdure
Precio: 15$ (aproximadamente 9200 colones)
Puntuación: 2 tofus

En Brickell City Centre, justo al lado de Saks Fith Avenue está el restaurante italiano Casa Tua.

Pedí la whole wheat taglioline alle verdure. Una pasta integral con apio, chile dulce, zanahoria, zucchini, albahaca fresca y Limón.

Tenía bastantes verduras y eso me gustó pero casi no tenía sabor. Eso no me gustó. Le faltaba como alguna otra salsa, queso u otra cosa que le diera sabor. Una lástima.

Horario: Todos los días de 9am a 11pm.

All Day

Platos: Avocado tartine y un huevo frito
Precio: 12$ la tartine (aproximadamente 7300 colones)
Puntuación: 5 tofus

En downtown está All Day, una cafeteria lindísima en una zona no tan bonita. Fui a comer brunch para allá un domingo. Está super lleno. Tuvimos que pelear por las sillas pero lo logramos.

Tenía mucha hambre entonces pedí una tostada con aguacate y un huevo frito por aparte.

La tartine de aguacate traía un montón de aguacate con cilantro, Limón y pimiento de espelette, con cebolla y quino, todo sobre una rodaja de pan grande y deliciosa. El único problema es que era tan protuberante que se iba cayendo, por suerte al plato, así que todo lo podía rescatar luego. El huevo frito también estaba rico. Posiblemente no me hubiera hecho falta. Sin duda pedí más de lo necesario, pero me lo comí igual.

Fue el único lugar de brunch que fui en Miami y se los recomiendo.

Naiyara

Plato: Pad Thai
Precio: 23$ (aproximadamente 14000 colones)
Puntuación: 5 tofus

En Miami Beach fui al restaurante de comida asiática Naiyara. Los lugares asiáticos siempre son una excelente opción, tienen a tener tofu y eso siempre ayuda. Naiyara no fue la excepción.

Pedí el Pad Thai, se puede pedir  con tofu frito o hervido o con vegetales. Yo lo pedí con tofu frito y vegetales. Ahora que lo pienso, no pregunté si tenía salsa de ostiones, así que mejor confirmar. Si tiene hay más opciones vegetarianas así que calma pueblo.

Estaba realmente delicioso. Un perfecto balance entre los fideos, vegetales y tofu. Un buen pad thai la verdad es que nunca falla

Horario: Lunes a jueves de 5pm a 11pm, viernes  y sábados de 5pm a 12, y domingos de 5pm a 10pm.

The Cheesecake Factory

Plato: Skinnylicious Veggie Burger
Precio: 13.5$ (aproximadamente 8200 colones)
Puntuación: 5 tofus

Ir a Estados Unidos y no ir a The Cheesecake Factory se siente como raro. Creo que solo he probado el cheesecake como una vez, vale la pena, pero la comida salada es tan rica y abundante que es difícil pedirse un cheesecake gigante después. La mejor idea es comer, y pedir el cheesecake para llevar, así es super win win todo. Está vez estaba llegando al Dolphin Mall, así que no pedí cheesecake para llevar para no estar cargando demás.

Tienen al menos dos hamburguesas vegetarianas. La impossible burger y la veggie burger. Yo pedí la veggie burger porque ya había probado la impossible burger en otro lugar. La versión skinnylicious viene con ensalada en vez de papas, y, según dicen, tiene 590 calorías o menos.

Antes de que llegara la comida trajeron pan, que es realmente delicioso, sobretodo el color café. Tiene un toque dulce espectacular.

La hamburguesa trae lechuga, tomate, cebolla morada, pepinillos y mayonesa. La torta de la hamburguesa está hecha de arroz integral, farro, hongos, frijoles negros , y cebolla. Cuando llegó le pedí a la mesera salsas porque se veía como seca, pero estaba equivocada. No le hacía falta en lo absoluto. Estaba buenísima. La torta era jugosa y llena de sabor. El pan era perfecto para una hamburguesa.

La ensalada para acompañar era de varios tipos de lechuga y espinaca, tenía una vinagreta ligera pero sabrosa.

Primera vez que voy a The Cheesecake Factory siendo vegetariana y no me falló. ¡Qué alegría!

Horario: De lunes a jueves de 11 am a 11:30pm, viernes de 11am a 12:30 am, sábado de 10am a 12:30am, y domingo de 10 am a 11pm.

Dirt

Plato: Winter Spaghetti Squah Alfredo
Precio: 16$ (aproximadamente 9700 colones)
Puntuación: 3.5 tofus

Me puse a averiguar en internet que restaurantes vegetarianos o casi vegetarianos recomendaban cerca de Brickell y fuimos a conocer Dirt. Es una cadena de comida que ellos llaman limpia. No es vegetariano pero tiene muchas opciones vegetarianas y veganas. Yo fui a uno que queda en brickell. El menú va variando de acuerdo a la temporada. Yo pedí el winter spaghetti squash.

El spaghetti squash es una “pasta” hecha de un tipo de calabaza que no se consigue, o al menos yo no he conseguido, en Costa Rica (si alguien sabe dónde venden aviseme). Lo que entiendo es que hornean la calabaza y luego con un tenedor se hacen los spaguettis. Ya luego se le pone la salsa que uno quiera.

El que yo pedí traía espinaca, ajo, tomillo, hongos, zanahorias, brocoli, una salsa alfredo de anacardos y almendras, “queso” parmesano de almendras, cascara de limon, y tomate. Estaba realmente deliciosa y, como ven, traía muchísimos vegetales.

El no tan excelente puntaje en mi review se debe a comida que pidieron los otros comensales que estaban conmigo. La sopa de tomate estaba absolutamente aguada y sin sabor.  El burrito también le faltaba como sal. Entonces, si van, tengan cuidado con lo piden porque puede que no sea tan bueno.

Horario: De lunes a viernes de 8am a 10pm. Sábado y Domingo de 8am a 9pm.

Michael’s genuine food & drink

Platos: Stracciatella, caramelized onion pizza y grain bowl
Precio: 20$ la stracciatella, 18$ la pizza y 15$ el Bowl (aproximadamente 32200 colones)
Puntuación: 5 tofus

En el design district queda Michael’s Genuine Food & Drink. Un restaurante súper chevere, lleno de gente y con jazz de fondo. Tuvimos mucha suerte de encontrar mesa porque no habíamos reservado. En un lugar de comida griega que habíamos tratado de ir justo antes, nos dijeron que había que esperar 2 horas.

Por la hora que llegamos ya no tenían menú de almuerzo, sino menú de la tarde. Pedimos Stracciatella, una pizza de cebolla caramelizada y un bowl se ensalada.

La stracciatella es un queso despedazado de búfala. Es muy similar a una burrata pero como con más hilitos de queso por dentro. Es una verdadera exquisitez. Traía tomate, albahaca, sal y grite de oliva, y ya eso era más que suficiente.

Luego llego la pizza de cebolla caramelizada. Además de la cebolla caramelizada, trae queso fontina, chile y tomillo. Deliciosa. Cebolla carameliza y queso siempre es ganadora.

El grain bowl, trae dos tipos de germinados (alfalfa y otro más), calabaza, quinoa, rábano, y aguacate. Todo viene una salsa de chile que le daba un toque picante a todo.

Toda la comida me encantó.

Horario: lunes a jueves de 11:30 a 11pm, viernes y sábado de 11:30am a 12 y domingo de 11am a 10pm.

Miss Saygon bistro

Plato: Caramel Seitan
Precio: 21.95$ (aproximadamente 13300 colones)
Puntuación: 5 tofus

En la callecita peatonal de coral gables (giralda avenue) entre muchas otras opciones hay dos restaurantes de comida vietnamita. Fuimos al que tenía más gente y que tenía una sección de menú específicamente de opciones vegetarianas. Miss Saygon Bistro. Pedí el caramel seitan.

El plato tiene seitan hecho por ellos, cebollas, cebollino, todo en una salsa de jengibre caramelizado. Se puede pedir con arroz jazmín y con arroz integral. Lo pedí con arroz jazmín. Estaba espectacular. La salsa era dulcemente deliciosa. El seitan estaba buenísimo, una contextura espectacular.

Éramos 4, pedimos 2 platos para compartir y fue más que suficiente. A todos nos gustó.

Horario: lunes 11:30 a 3pm, 5:30pm a 10pm, martes 11:30 a 3pm, 6:30pm a 10pm, miércoles a viernes 11:30 a 3pm, 5:30pm a 10pm, sábado 5:30 a 11pm y Domingo 5:30 a 10pm.

 

Comida vegetariana en Avianca

Estándar

Cada aerolínea tiene una manera distinta para solicitar que la comida que te den en el avión sea vegetariana. Hasta ahora no había tomado ningún vuelo largo así que no lo había prestado mucha atención a esto. Si lo podía solicitar al hacer el check in lo hacía y sino no. Esta vez que iba a Europa si averigüé con tiempo cómo era la cosa. Con Avianca hay que llamar días antes al centro de atención al cliente. No es nada rápido. Tardé unos 15 minutos en todo el proceso. Sin yo preguntar me hicieron una descripción de todo lo que podía incluir el menú y sonaba delicioso.

En el primer vuelo, San José – San Salvador dieron unos manís o algo así para todo el mundo, incluyéndome.

En el segundo vuelo, San Salvador – Bogotá, se les había olvidado mi solicitud, pero se las recordé cuando llegaron a mi puesto a ofrecerme la comida regular y me la trajeron. Era un arroz con zanahorias, zucchini, y salsa de tomate, una ensaladita por aparte, frutas y pan. Era comible pero no buena.

En el tercer vuelo, Bogotá – Barcelona, el servicio cambió. Me trajeron mi comida primero que la de todo el mundo. Súper bien. La primera comida fueron unas croquetas de garbanzo ricas acompañadas de maíz, zanahorias y vainicas, una ensalada, frutas y un pancito.

La segunda comida, el desayuno, fue una tortilla rellena de hongos y tofu. Estaba muy buena. Sin duda mi comida favorita de las de Avianca. Traía uno tomates Cherry, frutas y pan.

En el cuarto vuelo, ya de regreso Barcelona – Bogotá, me dieron un arroz con muy poco sabor con unos poquitos espárragos, chile dulce, y una especie de vainicas, que no se cómo se llaman. Como siempre traía ensalada y frutas. Este además traía un poco de Aceite de oliva, Vinagre de jerez y Margarina vegetal.

La última comida de ese vuelo no me la comí, cómo que me sentía mal por el sueño.

Cuando llegué a Bogotá había perdido mi conexión a Costa Rica. Tuve que dormir en Bogotá, me dieron un vaucher para hotel y para cenar en el hotel. En el hotel pedí mi cena y Avianca solo había autorizado que pidiera carne o pollo. Pedí una pizza, la pagué yo y planeo reclamar a Avianca la devolución de ese dinero más una indemnización por el retraso (en vuelos que llegan o salgan de Europa hay derecho a una indemnización cuando uno llega más de tres horas tardes a su destino final).

Además al vuelo del día siguiente, Bogotá – San José como que no le pasaron el memo de mi solicitud de comidas.

Mi aprendizaje de este viaje es que es mejor comerse alguito en el aeropuerto para asegurar. Además, si les gusta el dulce, como a mi, llévense comprado porque aparentemente solo nos toca fruta.

En general la comida de los aviones no es buena y estas son peores. Todo varía un poco dependiendo del aeropuerto de donde salga uno, pero es mejor ir con expectativas bien bajas. Sin embargo recomiendo que siempre que puedan hagan el procedimiento de pedir la comida vegetariana. Eso si, no crean lo que les dicen en la llamada de que la comida estará llena de leguminosas y semillas que ofrecen cuando uno llama por teléfono.

Comiendo vegetariano en Berlín

Estándar

Para finalizar mis vacaciones navideñas fui a visitar a una amiga del colegio que está viviendo en Berlin. Gracias a las maravillas de los vuelos baratos europeos valía la pena ir, así fueran solo 4 días. Nunca había ido a Alemania y tenía tiempo sin visitar un país donde no entiendo nada de lo que dicen, y el fastidio que eso significa, así sea que “todo el mundo hable inglés”. Ya llegando al aeropuerto se complicaron las cosas para agarrar los trenes y buses correspondientes, pero lo terminé logrando. El sistema de transporte es muy amplio y los nombres de todo ayudan a que uno se pierda facilísimo. Por la experiencia al llegar ese mismo día me compré un chip para poder usar google maps. Compré el de una compañía que se llama O2, por 10€ te dan 1.5 GB, solo hay que presentar una copia en papel del pasaporte.

El chip lo compré en una tienda gigante que se llama Saturno en Alexander Platz. Una vez con internet puse happy cow a ver qué me recomendaba. Comencé a caminar hacia uno pero en el camino vi varias opciones vegetarianas. Cuando el frío me venció entre a uno vegetariano de falafels.

Kiez Falafel

Plato: Halloumi teller
Precio: 6 euros (4100 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 3.5 tofus

Cada vez que voy a un lugar nuevo pregunto que es lo que más me recomiendan probar. Aquí pregunté en inglés y no hablaban nada de inglés. Después de varios intentos unas comensales me recomendaron un plato. Menos mal porque todo el menú estaba en alemán.

Era un plato grande, traía hummus, falafel, aceitunas verdes, cuscus, y un queso frito. Mi parte favorita por mucho fue el queso frito. Delicioso.  Por aparte traía un pan pita. Todo estaba rico. Lastimas que algunas cosas eran frías y con ese frío no me provocaba nada.

Horario: de 12 a 10pm todos los días

Samadhi 

Plato: Curry de Piña
Precio: 12.50 euros (8600 cólones aproximadamente) 
Puntuación: 3 tofus

Al día siguiente salimos a caminar por algunos de los lugares turísticos esenciales. Cuando estábamos cerca de Brandenburg . Ya no podíamos con el hambre y el frío, sin pensarlo mucho nos metimos en el primer restaurante vegetariano que vimos. Era de comida vietnamita. Se llama Samadhi.

Pedí un curry de Piña. Traía tofu, vegetales, hongos y crema de coco. Estaba bien, nada especial, sobretodo considerando el precio. El impuesto turista estaba aplicado al máximo.

Horario: Todos los días de 12 a 11pm

Burgermeister

Plato: Waldmeister (veggie)
Precio: 5.40 euros (3700 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

Cuando estaba por allá pedí recomendaciones en instagram de a dónde ir a comer. Uno de los lugares que me recomendaron fue Burgermeister. Tienen al menos dos restaurantes, uno cerca de la estación Warschauerstrasse  en lo que solía ser unos baños públicos. El otro, al que yo fui queda en Kottbuser tor. Este si es un local más normal pero algunas de las sillas son tubos. El servicio es muy rápido y va mucha gente así que es comer e irse para no dejar a otros sin dónde sentarse.

Cuando entramos mi amiga dudaba que hubiese algo vegetariana, porque el lugar es famoso por las hamburguesa, pero Berlin no me falló. No solo había una opción vegetariana sino que además era espectacular. La  hamburguesa vegetariana trae torta de soya, queso y se puede pedir con chile o hongos. Yo la pedí con hongos.

Estaba mega deliciosa. Todo lo que una hamburguesa debe ser. Las papas se piden por aparte pero no pedí.

El lugar abre hasta súper tarde y es común comer estas hamburguesas después de la fiesta, así qué hay muchas opciones para probarlas.

Horario: lunes a jueves de 11am a 3am, vienes de 11am a 4am, sábado de 12 a 4 am y Domingo de 12 a 3 am

Brammibal’s Donuts

Plato: Dona de chocolate con fudge de maní
Precio: 2.5 euros (1650 cólones aproximadamente)
Puntuación: 5 tofus

Desde hace tiempo había leído sobre esto lugar: una lugar de donas 100% vegano. Tienen dos locaciones. Fui al Brammibal’s Donuts que queda por Potsdamer Platz.

Tienen bastantes opciones y me costó decide cuál pedir. Finalmente pedí la de chocolate con fudge de maní.

Estaba realmente muy buena. Nada que envidiarle a donas no veganas. De hecho son superiores a algunas donas no veganas en sabor y, por supuesto, en ética.

Horario: Lunes a viernes de 9am a 9pm, sábado de 10am a 9pm, domingo de 10am a 6pm

Soy

Plato: Curry rojo
Precio: 7.9 euros (5500 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

En lista de los mejores restaurantes vegetarianos en Berlín había leído que tenía que ir a Soy. Por el nombre me imaginaba un lugar con miles de opciones de platos con soya y estaba súper emocionada porque es una de las cosas que más me gusta probar. Sin embargo el lugar es de comida vietnamita. Eso me decepcionó un poco pero luego estuvo tan rica que se me olvidó la decepción.

Al almuerzo ofrecen un menú que sale más barato. El plato viene con rollitos de primavera, sopa o té. Yo pedí los rollitos de primavera.

Los rollitos de primavera eran fritos y estaban deliciosos. Trae cuatro rollitos y venían con una salsa adulce y picante buenísima.

El curry rojo trae tofu, seitan y zanahoria brócoli, zucchini, chile dulce, cebolla berenjena y vainitas. A un ladito trae arroz. Estaba espectacular. Picante pero rico. Además traía muchísimos vegetales que es un punto que este tipo de platos frecuentemente falla. Bastantes vegetales. Merece otra mención especial el seitan. Delicioso. En España y Alemania comí seitan delicioso. No he conseguido nada así en Costa Rica. Espero conseguir pronto

Soy queda cerca de Alexander Platz. Anontenlo en bolígrafo rojo en su lista de lugares para cuando vayan a Berlín.

Horario: Lunes a viernes de 12 a 10pm, sábado y domingo de 1pm a 10pm.

Tschüsch

Plato: Curry Sahi Mango
Precio: 9.9 euros (6800 cólones aproximadamente)
Puntuación: 3 tofus

Un día fuimos a caminar por Sonnenallee y buscando en happy cow terminamos con la recomendación de ir a Tschüsch. Un restaurante vegetariano de comida de la india alternativa. Una parte del menú es vegetariano y otra parte vegano.

En el menú hay dos precios con más o menos un euro de diferencia cada uno. La idea es que si alguien la está pasando mal económicamente pueda pedir pagar menos. Me pareció interesante la idea pero creo que es muy poca la diferencia entre cada precio. O quizás mi concepto de “pasarlo mal económicamente” es una situación mucho más complicada que la que ellos tienen en mente.

Horario: Lunes de 12 a 10:30pm, miércoles y jueves de 5pm a 10:30pm, viernes de 12 a 10:30pm, sábado y domingo de 3pm a 10:30pm. Martes cerrado

Vöner

Plato: Vöner Teller
Precio:  euros (cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

El último día en Berlín quería asegurarme de comer algo digno de mi despedida de esta ciudad tan vegetarianamente perfecta. Fuimos a un lugar de döner vegano: Vöner. Tienen hasta una “carne” dando vueltitas para mantenerse caliente. Esta hecha de seitan, soya y otras cositas que no me dijeron que eran. Vean la foto.

Obvio yo tenía que pedir de esa “carne”. La pedí con papas y ensalada. Uno puede elegir que salsa ponerle. Le puse la de maní. Estaba buenísimo. Me gustó mucho. Además de que me dio la posibilidad de comer döner, que es excesivamente común en Berlín, muestra máxima de los cosmopolita de la ciudadanía.

Horario: Lunes a jueves de 12 a 10pm, viernes, sábado y domingo de 12 a 11pm.

Ya sabía que en Berlin iba a encontrar miles de opciones vegetarianas, pero aún así me sorprendí mucho. Por todos los lugares donde fui veía restaurantes vegetarianos o veganos, y las opciones en el mercado me hacen querer mudarme para allá (en especial les recomiendo un mercado que se llama Veganz)

 

Comiendo vegetariano en Barcelona 2

Estándar

Continuando con lo que probé en Barcelona les cuento lo que comí otros días por ahí

Cafetería El Corte Inglés – Plaza Cataluña 

Plato: Bowl de ensalada
Puntuación: 1.5 tofus

En el último piso de El Corte Inglés de Plaza Cataluña hay una cafetería / restaurante con una vista espectacular. Es grande pero se llena bastante. Tienen varios tipos de comida y uno elige dónde hacer la fila y comprar. Primero hice la fila en comida asiática pensando que allí fijo encontraba qué comer, pero me fallaron: no tenían tofu. Solo ofrecían el pad thai y otro plato que no me acuerdo cual era con vegetales. Además seguro tenía salsa de ositones, pero no pregunté. Me fui al lugar de las ensaladas. Allí uno sirve lo que quiera y ya luego te calculan el precio. Tenían quinoa y varios tipos de ensalada. Me serví de todo lo que veía que no tenía carne. Pero mejor preguntar, porque hubo una que me serví que tenía algo de carne. En general no es un buen lugar para comer. Pero si quieren aprovechar la vista es una opción.

Horario: De lunes a sábado de 9:30am a 9:30pm.

Bellako

Plato: Kebab veggie
Precio: 8.5 euros (5700 colones)
Puntuación: 3.5 tofus

Muy cerca de Sagrada Familia está Bellako Gastro Kebab. Llegamos cerca de la hora del cierre y nos dijeron que sólo podíamos pedir para llevar. Así que nos dieron nuestro kebab y nos fuimos a a la casa a comerlo (por suerte era cerca)

El kebab veggie tiene rúcula, torta de kale y quiona, espárrafos verdes asados, tomate cherry y salsa piri piri. No tengo idea de que es la salsa piri piri. Pero el kebab estaba bueno. Nada que les diga TIENEN QUE IR A PROBARLO. Pero si les digo que no van a quedar tristes.

 

Horario: Domingo a jueves de 1pm a 5pm y 8:30pm a 12, sábado y domingo de 1pm a 5pm y 8:30pm a 1am.

Veggie Garden

Plato: Menú del día
Precio: 9.25 euros  colones)
Puntuación: 4.5 tofus

En la gran vía, no lejos de Plaza Cataluña está Veggie Garden. Es un restaurante vegano. Tienen un menú bastante amplio y ofrecen menú del día (no se si solo al almuerzo o en cualquier momento). Yo pedí el menú del día. Incluye sopa, comida, postre y agua o vino para tomar. De cada cosa tienen varias opciones.

 

Yo pedí una sopa de lentejas francesas que estaba riquísima. De plato principal pedí una tarta de gnocchi de calabaza con salsa de puerro, 3 pestos y ensalada. Estaba rico pero me imaginaba algo diferente con la tarta de gnocchi. Esta se sentía como con mucha masa. De postre pedi un mouse de chocolate que estaba muy bueno.

Veggie Garden es una excelente opción. El precio del menú esta súper bien para todo lo que trae. Se los recomiendo. Tienen dos restaurantes, el que yo fui en la Gran Vía y otro restaurante en el raval.

Horario: De lunes a domingo de 12:30pm a 11pm.

Flax & Kale

Plato: Chips de kale, una lasaña cruda, ensalada y pudding de Chia.
Precio: en total gasté como 20 euros (colones)
Puntuación: 5 tofus

Para el 31 de diciembre hicimos una fiesta con varios venezolanos. El menú que acordaron incluía todos los tipos de carne posible y en todas sus presentaciones. Así que yo me tenía que conseguir mi comida por otro lado. No fue nada fácil. No conocía donde podía pedir eso en Barcelona (aquí hubiese llamado al Árbol de seda y listo). Contacté a algunos lugares y nada. Finalmente el mismo 31 me fui a recorrer opciones que vi por internet a ver. Mi principal apuesta era Flax & Kale à porter. Un lugar flexitariano de la misma gente de Teresa Carles (vean el review de ese súper restaurante aquí).

Primero fui al Flax & Kale à porter en el último piso del H&M de Paseo de Gracia. Pregunté si vendían comida para llevar y por alguna razón me dijeron que no.

Luego fui a almorzar a Veggie Garden. Me dijeron que si vendían comida para llevar pero que no tenían servicio delivery. Antes de tomar la decisión me fui a otro Flax & Kale que quedaba más o menos cerca pero cuando llegué ya habían cerrado la cocina. No sabía muy bien que hacer y no se porque en ese momento había descartado la opción de Veggie Garden. Me fui hacia el metro para regresar y decidí pasar una vez más por el Flax & Kale en el H&M que quedaba al ladito del metro. Entré sin preguntar nada esta vez y vi que todo la comida estaba preempacada en plástico. Normalmente odio eso pero ese día fue mi salvación.snapseed-285

Para picar compré cheddar chips de kale. Eran unos chips de kale con cúrcuma, anacardos, levadura nutricional y aceite de oliva. Estaban espectaculares. Por un lado quería darle a todos para que probaran y por otro lado quería comérmelos todos yo. Más o menos logré un punto medio. Por suerte la ración era abundante.

De comida pedí una lasaña cruda vegana y una ensalada. Con la lasaña cruda tenía miedo. No soy muy fan de la tendencia de comer crudo pero esta lasaña estaba buenísima. No les puedo decir muy bien todo lo que tiene pero al menos incluía zucchini, tomate, pesto y queso vegano. El queso vegano estaba delicioso.

La ensalada fue lo más normalito de todo. Mezcla de verdes, tomate y otras cositas. Estaba bien para acompañar.

De postre pedí un pudding de Chia. Ese me lo comí al día siguiente de desayuno no le tome foto pero estaba riquísimo.

La próxima vez que vaya a Barcelona sin duda iré a Flax & Kale a comer allí porque ¡qué lugar más bueno! En estos días voy a intentar hacer una réplica de esos chips de kale en mi casa. El recetario de Teresa Carles no lo incluye en su libro pero voy a ponerme a inventar. Podrán ver mis intentos en las historias de Instagram.

Horario: De lunes a domingo de 9:30 a 9pm