Comiendo vegetariano en Lugano

Me habían recomendado mucho conocer Lugano, un pueblo en la parte ítalo a hablante de Suiza y muy cerca de Milán. Queda bastante lejos de Ginebra, entonces ya había decidido que no iba a ir. Sin embargo, a último minuto tuve que cambiar mis planeas para uno de los fines de semana y no quería quedarme sin nada que hacer. Compré otra vez el ticket para viajes ilimitados en tren por Suiza por un día. Salí a las 5am de la casa, para agarrar un tren a las 5:40 y empecé mi camino a Lugano. Tardé más o menos cinco horas.

La estación de trenes de Lugano está arriba de todo la parte vieja de la ciudad, y al bajar la vista es súper bonita. Uno pasa al  lado de la Iglesia de San Lorenzo y sigue bajando.

Lugano se siente diferente a los otros pueblitos que he visitado. También es un lago bordeado de montañas pero la influencia italiana es fuertísima.

Había desayunado muy temprano entonces cuando llegué ya casi que tenía hambre. Como estaba muy cerca de Italia, desde antes de venir ya sabía que quería comer pasta.

Cerquita del lago, en la plaza Riforma, hay varios restaurantes. Yo me decidí por Federale.

Federale

Plato: Il pacchero al pomodoro, basílico e burrata
Puntuación: 
no califica

Mi decisión por este restaurante se basó en que tenían en la pizarra de platos del día unos gnocchi con burrata. Me senté ya convencida de que pediría eso, pero verifiqué en google qué era lo que traían los gnocchi además de burrata. Resultó que Tonno en italiano es atún, así que busque otra cosa que pedir. Ya me había enamorado la idea de la burrata así que pedí: “Il pacchero al pomodoro, basílico e burrata”.

Primero me trajeron pan y estaba más o menos. Pedí agua y me trajeron en botella. Esto es una tristeza, la botella cuesta 5 francos. Yo siempre quiero agua de tubo, y creía que había pedido eso. Pero esto fue solo el inicio de las consecuencias de los problemas de comunicación que estaba teniendo.

Me trajeron mi plato de pasta, le tomé las fotos y cuando iba a empezar a comer me di cuenta que además de la albahaca, el tomate y la burrata, tenía calamares y jamón.

No es la primera vez qué pasa algo así, obviamente ya me ha pasado que pido o como algo y pum me doy cuenta que tiene carne.

Cada persona enfrenta esta situación diferente. Yo lo he pensando bastante y mi análisis es que yo soy vegetariana por razones meramente éticas. Una vez el plato está servido, ya el objetivo de reducir el consumo de animales se perdió. La decisión se vuelve entre comerse el plato o pedir un cambio y que se botara ese plato. Pienso que éticamente ya se vuelve mejor comérselo y analizar donde estuvo el error para que no vuelva a ocurrir. Eso hice. Creo que si hubiese sido carne no lo hubiese hecho, porque cuando he comido carne después de ser vegetariana me ha caído mal.

En el momento además asumí que había sido un error de idioma mío. Que seguro el menú decía unas palabras en Italiano que no entendía (como justo me había pasado con el atún). Luego, al ver de nuevo las fotos que le había tomado el menú, me di cuenta que tienen este plato con y sin camarones. Hubo un problema en la comunicación y me trajeron con camarones. Creo que sin camarones se los recomendaría, porque la burrata es deliciosa.

De lo que entendía del menú, la mayoría de los platos tienen algo de carne. Creo que lo mejor es preguntarle al mesero de alguna forma para asegurar que es lo que están pidiendo.

Horario: 9am a 23:30 todos los días

Dirección: Piazza Riforma 9, Lugano

Otra de las cosas obvias que quería comer en Lugano era helado. Busqué recomendaciones en internet y fui a -9 Gelato Italiano.

– 9 Gelato Italiano

Snapseed (10)Plato: cono de Durazo y de chocolate negro
Precio:
no anoté 😦
Puntuación: 
5 tofus

Sabía que uno de sabores que iba a pedir era chocolate negro (después del que comí en Interlaken quería probar más), lo que no tenía claro era con cual lo iba a acompañar.

Tenían uno de jengibre que decía explícitamente que era vegano. No me atreví a probarlo. El jengibre y yo no nos llevamos bien. Sin embargo la vendedora me dijo que los de fruta y el de chocolate negro no tenían productos animales. Ratifiqué entonces mi decisión por el de chocolate negro y decidí acompañarlo con durazno. Un espectáculo. Sobretodo el de chocolate. Estaban realmente deliciosos y refrescantes.

Horario: Domingo a jueves de 11am a 7pm. Viernes y sábado de 11am a 10pm.

Dirección: Via al Forte 4. Lugano.

Categorías En el mundo, Suiza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close