Comida vegetariana en Avianca

Estándar

Cada aerolínea tiene una manera distinta para solicitar que la comida que te den en el avión sea vegetariana. Hasta ahora no había tomado ningún vuelo largo así que no lo había prestado mucha atención a esto. Si lo podía solicitar al hacer el check in lo hacía y sino no. Esta vez que iba a Europa si averigüé con tiempo cómo era la cosa. Con Avianca hay que llamar días antes al centro de atención al cliente. No es nada rápido. Tardé unos 15 minutos en todo el proceso. Sin yo preguntar me hicieron una descripción de todo lo que podía incluir el menú y sonaba delicioso.

En el primer vuelo, San José – San Salvador dieron unos manís o algo así para todo el mundo, incluyéndome.

En el segundo vuelo, San Salvador – Bogotá, se les había olvidado mi solicitud, pero se las recordé cuando llegaron a mi puesto a ofrecerme la comida regular y me la trajeron. Era un arroz con zanahorias, zucchini, y salsa de tomate, una ensaladita por aparte, frutas y pan. Era comible pero no buena.

En el tercer vuelo, Bogotá – Barcelona, el servicio cambió. Me trajeron mi comida primero que la de todo el mundo. Súper bien. La primera comida fueron unas croquetas de garbanzo ricas acompañadas de maíz, zanahorias y vainicas, una ensalada, frutas y un pancito.

La segunda comida, el desayuno, fue una tortilla rellena de hongos y tofu. Estaba muy buena. Sin duda mi comida favorita de las de Avianca. Traía uno tomates Cherry, frutas y pan.

En el cuarto vuelo, ya de regreso Barcelona – Bogotá, me dieron un arroz con muy poco sabor con unos poquitos espárragos, chile dulce, y una especie de vainicas, que no se cómo se llaman. Como siempre traía ensalada y frutas. Este además traía un poco de Aceite de oliva, Vinagre de jerez y Margarina vegetal.

La última comida de ese vuelo no me la comí, cómo que me sentía mal por el sueño.

Cuando llegué a Bogotá había perdido mi conexión a Costa Rica. Tuve que dormir en Bogotá, me dieron un vaucher para hotel y para cenar en el hotel. En el hotel pedí mi cena y Avianca solo había autorizado que pidiera carne o pollo. Pedí una pizza, la pagué yo y planeo reclamar a Avianca la devolución de ese dinero más una indemnización por el retraso (en vuelos que llegan o salgan de Europa hay derecho a una indemnización cuando uno llega más de tres horas tardes a su destino final).

Además al vuelo del día siguiente, Bogotá – San José como que no le pasaron el memo de mi solicitud de comidas.

Mi aprendizaje de este viaje es que es mejor comerse alguito en el aeropuerto para asegurar. Además, si les gusta el dulce, como a mi, llévense comprado porque aparentemente solo nos toca fruta.

En general la comida de los aviones no es buena y estas son peores. Todo varía un poco dependiendo del aeropuerto de donde salga uno, pero es mejor ir con expectativas bien bajas. Sin embargo recomiendo que siempre que puedan hagan el procedimiento de pedir la comida vegetariana. Eso si, no crean lo que les dicen en la llamada de que la comida estará llena de leguminosas y semillas que ofrecen cuando uno llama por teléfono.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s