Brunch de Manos en la Masa

Estándar

Platos: Quinto y Pizza de desayuno
Precio: 6800 colones el quinto y 7500 colones la pizza.
Puntuación: 5 tofus

Por alguna extraña razón no había vuelto al brunch de Manos en la Masa desde que comencé este blog. Eso que, junto con el brunch de Árbol de Seda, me parece los mejores brunch de San José. Hasta este momento solo tenía el review de Manos en la Masa / La Legítima Cantina.

Manos en la Masa no es vegetariano, pero tienen muchas opciones y posibilidades de volver platos vegetarianos y algunos otros veganos. Pedimos el quinto y la pizza del desayuno.

Todos los platos de brunch incluyen fruta y dos bebidas . Pedimos jugo de naranja y café. Primero llegó el plato de frutas. Fresas, banano, papaya, uchua, todo con yogurt y miel. Estaban riquísimas. Una combinación de sabores perfecta.

Luego ya llegaron los platos. El quinto es un pinto sin arroz. Viene con quinoa, frijoles tiernos, cebolla, chile dulce y culantro, acompañado de dos huevos fritos, queso fresco y ensalada verde. Está buenísimo. Unas pequeñas variaciones vuelven a este plato la versión reloaded en proteína del desayuno típico.

La pizza del desayuno está hecha masa madre, la masa es delgada, y está cubierta con salsa criolla, queso mozarella, espinaca americana y dos huevos. La versión original viene con jamón pero con gusto la cambian por hongos :D. Viene acompañada con ensalada. Es hiper deliciosa. La pizza que uno merece desayunar es está. No pizza fría de la noche anterior.

Este brunch es de esos que de verdad remplaza el desayuno y el almuerzo. Uno sale de aquí directo a dormir y no comer como hasta las 7pm. Perfecto para un domingo.

Horario: Miércoles a viernes de 3pm a 10pm, sábados de 9am a 5pm y domingos de 9am a 3pm.

 

Bento Box en Sushi Gojan

Estándar

Plato: Edamame y Bento Box #4
Precio: 2100 colones los edamames y 6580 el bento box.
Puntuación: 2 tofus

Siguiendo las recomendaciones de Qué Buen Lugar fuimos a conocer el Cerro Caricias, cerca de Concepción de San Isidro de Heredia. Después de pasear por allá terminamos cenando en Barva, Heredia, específicamente en Sushi Gojan.

 Tienen pocas opciones vegetarianas. Pedimos unos edamames y un Bento Box #4, pidiendo que no le pusieran surimi a nada.

Los edamames estaban bien, me hubiese gustado que tuvieran más sal.

El Bento Box #4 trae 3 gyosas, tempura de brócoli y cebolla, ensalada gojan, sopa miso, 4 rolls california y 4 maki maron.

No me gustó casi. El tempura se sentía con mucha harina, la sopa miso tenía como mucha sal y las salsas eran muy picantes. El Roll California sin surimi si etaba rico y las gyosas también. Lo mejor de todo es que ponen salsa de anguila en las mesas para usar con lo que uno quiera. Esto lo deberían hacer todos los lugares de sushi.

Las opciones vegetarianas en lugares de sushi nunca son sencillas y este lugar no fue la excepción.

Horario: Martes a Domingo de 11am a 10pm.

Bowl del día de Capra

Estándar

Plato: Bowl del día
Precio: 3000 colones.
Puntuación: 4 tofus

En Los Yoses está Capra. Un restaurancito vegano, al que ya había ido una vez.

Ahora al almuerzo ofrecen solo una opción de bowl del día que va variando cada día. Incluye una entrada. Está muy completa y a muy buen precio, así que vale la pena.

El día que yo fui la sopa era de espinaca y tomate. Estaba muy rica.

Seguidamente llegó el bowl. Tenía arroz jazmín, papas, un patacón, brócoli, maíz, ensalada de repollo con mango, tomate y rajas poblanas, y otros vegetales. De sabor estaba buenísimo. Eramos tres personas (dos no vegetarianas) y a todos nos gustó. Mi crítica y razón por la que no se lleva 5 tofus es más de balance nutricional. Las dos veces que he ido a Capra he salido con la impresión que es mucho carbohidrato y ninguno o casi nada es leguminosas.  Ambas veces he quedado con la duda de cuál es la razón detrás de esto.

En todo caso, es una excelente opción de almuerzo. Muy buen precio y sabor.

Horario: Lunes a viernes de 12 a 9pm. Sábado de 1pm a 9pm.

Comida vegetariana en Avianca

Estándar

Cada aerolínea tiene una manera distinta para solicitar que la comida que te den en el avión sea vegetariana. Hasta ahora no había tomado ningún vuelo largo así que no lo había prestado mucha atención a esto. Si lo podía solicitar al hacer el check in lo hacía y sino no. Esta vez que iba a Europa si averigüé con tiempo cómo era la cosa. Con Avianca hay que llamar días antes al centro de atención al cliente. No es nada rápido. Tardé unos 15 minutos en todo el proceso. Sin yo preguntar me hicieron una descripción de todo lo que podía incluir el menú y sonaba delicioso.

En el primer vuelo, San José – San Salvador dieron unos manís o algo así para todo el mundo, incluyéndome.

En el segundo vuelo, San Salvador – Bogotá, se les había olvidado mi solicitud, pero se las recordé cuando llegaron a mi puesto a ofrecerme la comida regular y me la trajeron. Era un arroz con zanahorias, zucchini, y salsa de tomate, una ensaladita por aparte, frutas y pan. Era comible pero no buena.

En el tercer vuelo, Bogotá – Barcelona, el servicio cambió. Me trajeron mi comida primero que la de todo el mundo. Súper bien. La primera comida fueron unas croquetas de garbanzo ricas acompañadas de maíz, zanahorias y vainicas, una ensalada, frutas y un pancito.

La segunda comida, el desayuno, fue una tortilla rellena de hongos y tofu. Estaba muy buena. Sin duda mi comida favorita de las de Avianca. Traía uno tomates Cherry, frutas y pan.

En el cuarto vuelo, ya de regreso Barcelona – Bogotá, me dieron un arroz con muy poco sabor con unos poquitos espárragos, chile dulce, y una especie de vainicas, que no se cómo se llaman. Como siempre traía ensalada y frutas. Este además traía un poco de Aceite de oliva, Vinagre de jerez y Margarina vegetal.

La última comida de ese vuelo no me la comí, cómo que me sentía mal por el sueño.

Cuando llegué a Bogotá había perdido mi conexión a Costa Rica. Tuve que dormir en Bogotá, me dieron un vaucher para hotel y para cenar en el hotel. En el hotel pedí mi cena y Avianca solo había autorizado que pidiera carne o pollo. Pedí una pizza, la pagué yo y planeo reclamar a Avianca la devolución de ese dinero más una indemnización por el retraso (en vuelos que llegan o salgan de Europa hay derecho a una indemnización cuando uno llega más de tres horas tardes a su destino final).

Además al vuelo del día siguiente, Bogotá – San José como que no le pasaron el memo de mi solicitud de comidas.

Mi aprendizaje de este viaje es que es mejor comerse alguito en el aeropuerto para asegurar. Además, si les gusta el dulce, como a mi, llévense comprado porque aparentemente solo nos toca fruta.

En general la comida de los aviones no es buena y estas son peores. Todo varía un poco dependiendo del aeropuerto de donde salga uno, pero es mejor ir con expectativas bien bajas. Sin embargo recomiendo que siempre que puedan hagan el procedimiento de pedir la comida vegetariana. Eso si, no crean lo que les dicen en la llamada de que la comida estará llena de leguminosas y semillas que ofrecen cuando uno llama por teléfono.

Trío de hongos de Woki

Estándar

Plato: Trío de hongos
Precio: 6100 colones 
Puntuación: 4 tofus

Y nuevamente, volví a Woki. Ya ni se cuantas veces he ido. Aquí les dejo todos los reviews. Esta vez pedí algo nuevo para mi, el trío de hongos.

Es un bowl con shitake, hongo de paja y hongo de árbol. Viene con unos vegetales y una salsa espectacular. Por aparte trae arroz. Uno lo va mezclando. Está buenísimo.  Es una excelente opción en woki. Los hongos tienen riquísima consistencia.

Woki nunca falla. Además ahora están variando el menú ejecutivo de cada día. Tengo pendiente ir a probarlo.

Horario: Lunes a jueves de 11:30am a 3pm y de 6pm a 11pm; viernes y sábado de 11:30 a 3pm y de 6 a 11:45pm y domingo de 12pm a 6pm

Comiendo vegetariano en Berlín

Estándar

Para finalizar mis vacaciones navideñas fui a visitar a una amiga del colegio que está viviendo en Berlin. Gracias a las maravillas de los vuelos baratos europeos valía la pena ir, así fueran solo 4 días. Nunca había ido a Alemania y tenía tiempo sin visitar un país donde no entiendo nada de lo que dicen, y el fastidio que eso significa, así sea que “todo el mundo hable inglés”. Ya llegando al aeropuerto se complicaron las cosas para agarrar los trenes y buses correspondientes, pero lo terminé logrando. El sistema de transporte es muy amplio y los nombres de todo ayudan a que uno se pierda facilísimo. Por la experiencia al llegar ese mismo día me compré un chip para poder usar google maps. Compré el de una compañía que se llama O2, por 10€ te dan 1.5 GB, solo hay que presentar una copia en papel del pasaporte.

El chip lo compré en una tienda gigante que se llama Saturno en Alexander Platz. Una vez con internet puse happy cow a ver qué me recomendaba. Comencé a caminar hacia uno pero en el camino vi varias opciones vegetarianas. Cuando el frío me venció entre a uno vegetariano de falafels.

Kiez Falafel

Plato: Halloumi teller
Precio: 6 euros (4100 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 3.5 tofus

Cada vez que voy a un lugar nuevo pregunto que es lo que más me recomiendan probar. Aquí pregunté en inglés y no hablaban nada de inglés. Después de varios intentos unas comensales me recomendaron un plato. Menos mal porque todo el menú estaba en alemán.

Era un plato grande, traía hummus, falafel, aceitunas verdes, cuscus, y un queso frito. Mi parte favorita por mucho fue el queso frito. Delicioso.  Por aparte traía un pan pita. Todo estaba rico. Lastimas que algunas cosas eran frías y con ese frío no me provocaba nada.

Horario: de 12 a 10pm todos los días

Samadhi 

Plato: Curry de Piña
Precio: 12.50 euros (8600 cólones aproximadamente) 
Puntuación: 3 tofus

Al día siguiente salimos a caminar por algunos de los lugares turísticos esenciales. Cuando estábamos cerca de Brandenburg . Ya no podíamos con el hambre y el frío, sin pensarlo mucho nos metimos en el primer restaurante vegetariano que vimos. Era de comida vietnamita. Se llama Samadhi.

Pedí un curry de Piña. Traía tofu, vegetales, hongos y crema de coco. Estaba bien, nada especial, sobretodo considerando el precio. El impuesto turista estaba aplicado al máximo.

Horario: Todos los días de 12 a 11pm

Burgermeister

Plato: Waldmeister (veggie)
Precio: 5.40 euros (3700 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

Cuando estaba por allá pedí recomendaciones en instagram de a dónde ir a comer. Uno de los lugares que me recomendaron fue Burgermeister. Tienen al menos dos restaurantes, uno cerca de la estación Warschauerstrasse  en lo que solía ser unos baños públicos. El otro, al que yo fui queda en Kottbuser tor. Este si es un local más normal pero algunas de las sillas son tubos. El servicio es muy rápido y va mucha gente así que es comer e irse para no dejar a otros sin dónde sentarse.

Cuando entramos mi amiga dudaba que hubiese algo vegetariana, porque el lugar es famoso por las hamburguesa, pero Berlin no me falló. No solo había una opción vegetariana sino que además era espectacular. La  hamburguesa vegetariana trae torta de soya, queso y se puede pedir con chile o hongos. Yo la pedí con hongos.

Estaba mega deliciosa. Todo lo que una hamburguesa debe ser. Las papas se piden por aparte pero no pedí.

El lugar abre hasta súper tarde y es común comer estas hamburguesas después de la fiesta, así qué hay muchas opciones para probarlas.

Horario: lunes a jueves de 11am a 3am, vienes de 11am a 4am, sábado de 12 a 4 am y Domingo de 12 a 3 am

Brammibal’s Donuts

Plato: Dona de chocolate con fudge de maní
Precio: 2.5 euros (1650 cólones aproximadamente)
Puntuación: 5 tofus

Desde hace tiempo había leído sobre esto lugar: una lugar de donas 100% vegano. Tienen dos locaciones. Fui al Brammibal’s Donuts que queda por Potsdamer Platz.

Tienen bastantes opciones y me costó decide cuál pedir. Finalmente pedí la de chocolate con fudge de maní.

Estaba realmente muy buena. Nada que envidiarle a donas no veganas. De hecho son superiores a algunas donas no veganas en sabor y, por supuesto, en ética.

Horario: Lunes a viernes de 9am a 9pm, sábado de 10am a 9pm, domingo de 10am a 6pm

Soy

Plato: Curry rojo
Precio: 7.9 euros (5500 cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

En lista de los mejores restaurantes vegetarianos en Berlín había leído que tenía que ir a Soy. Por el nombre me imaginaba un lugar con miles de opciones de platos con soya y estaba súper emocionada porque es una de las cosas que más me gusta probar. Sin embargo el lugar es de comida vietnamita. Eso me decepcionó un poco pero luego estuvo tan rica que se me olvidó la decepción.

Al almuerzo ofrecen un menú que sale más barato. El plato viene con rollitos de primavera, sopa o té. Yo pedí los rollitos de primavera.

Los rollitos de primavera eran fritos y estaban deliciosos. Trae cuatro rollitos y venían con una salsa adulce y picante buenísima.

El curry rojo trae tofu, seitan y zanahoria brócoli, zucchini, chile dulce, cebolla berenjena y vainitas. A un ladito trae arroz. Estaba espectacular. Picante pero rico. Además traía muchísimos vegetales que es un punto que este tipo de platos frecuentemente falla. Bastantes vegetales. Merece otra mención especial el seitan. Delicioso. En España y Alemania comí seitan delicioso. No he conseguido nada así en Costa Rica. Espero conseguir pronto

Soy queda cerca de Alexander Platz. Anontenlo en bolígrafo rojo en su lista de lugares para cuando vayan a Berlín.

Horario: Lunes a viernes de 12 a 10pm, sábado y domingo de 1pm a 10pm.

Tschüsch

Plato: Curry Sahi Mango
Precio: 9.9 euros (6800 cólones aproximadamente)
Puntuación: 3 tofus

Un día fuimos a caminar por Sonnenallee y buscando en happy cow terminamos con la recomendación de ir a Tschüsch. Un restaurante vegetariano de comida de la india alternativa. Una parte del menú es vegetariano y otra parte vegano.

En el menú hay dos precios con más o menos un euro de diferencia cada uno. La idea es que si alguien la está pasando mal económicamente pueda pedir pagar menos. Me pareció interesante la idea pero creo que es muy poca la diferencia entre cada precio. O quizás mi concepto de “pasarlo mal económicamente” es una situación mucho más complicada que la que ellos tienen en mente.

Horario: Lunes de 12 a 10:30pm, miércoles y jueves de 5pm a 10:30pm, viernes de 12 a 10:30pm, sábado y domingo de 3pm a 10:30pm. Martes cerrado

Vöner

Plato: Vöner Teller
Precio:  euros (cólones aproximadamente) – solo efectivo
Puntuación: 5 tofus

El último día en Berlín quería asegurarme de comer algo digno de mi despedida de esta ciudad tan vegetarianamente perfecta. Fuimos a un lugar de döner vegano: Vöner. Tienen hasta una “carne” dando vueltitas para mantenerse caliente. Esta hecha de seitan, soya y otras cositas que no me dijeron que eran. Vean la foto.

Obvio yo tenía que pedir de esa “carne”. La pedí con papas y ensalada. Uno puede elegir que salsa ponerle. Le puse la de maní. Estaba buenísimo. Me gustó mucho. Además de que me dio la posibilidad de comer döner, que es excesivamente común en Berlín, muestra máxima de los cosmopolita de la ciudadanía.

Horario: Lunes a jueves de 12 a 10pm, viernes, sábado y domingo de 12 a 11pm.

Ya sabía que en Berlin iba a encontrar miles de opciones vegetarianas, pero aún así me sorprendí mucho. Por todos los lugares donde fui veía restaurantes vegetarianos o veganos, y las opciones en el mercado me hacen querer mudarme para allá (en especial les recomiendo un mercado que se llama Veganz)

 

Comiendo vegetariano en Barcelona 2

Estándar

Continuando con lo que probé en Barcelona les cuento lo que comí otros días por ahí

Cafetería El Corte Inglés – Plaza Cataluña 

Plato: Bowl de ensalada
Puntuación: 1.5 tofus

En el último piso de El Corte Inglés de Plaza Cataluña hay una cafetería / restaurante con una vista espectacular. Es grande pero se llena bastante. Tienen varios tipos de comida y uno elige dónde hacer la fila y comprar. Primero hice la fila en comida asiática pensando que allí fijo encontraba qué comer, pero me fallaron: no tenían tofu. Solo ofrecían el pad thai y otro plato que no me acuerdo cual era con vegetales. Además seguro tenía salsa de ositones, pero no pregunté. Me fui al lugar de las ensaladas. Allí uno sirve lo que quiera y ya luego te calculan el precio. Tenían quinoa y varios tipos de ensalada. Me serví de todo lo que veía que no tenía carne. Pero mejor preguntar, porque hubo una que me serví que tenía algo de carne. En general no es un buen lugar para comer. Pero si quieren aprovechar la vista es una opción.

Horario: De lunes a sábado de 9:30am a 9:30pm.

Bellako

Plato: Kebab veggie
Precio: 8.5 euros (5700 colones)
Puntuación: 3.5 tofus

Muy cerca de Sagrada Familia está Bellako Gastro Kebab. Llegamos cerca de la hora del cierre y nos dijeron que sólo podíamos pedir para llevar. Así que nos dieron nuestro kebab y nos fuimos a a la casa a comerlo (por suerte era cerca)

El kebab veggie tiene rúcula, torta de kale y quiona, espárrafos verdes asados, tomate cherry y salsa piri piri. No tengo idea de que es la salsa piri piri. Pero el kebab estaba bueno. Nada que les diga TIENEN QUE IR A PROBARLO. Pero si les digo que no van a quedar tristes.

 

Horario: Domingo a jueves de 1pm a 5pm y 8:30pm a 12, sábado y domingo de 1pm a 5pm y 8:30pm a 1am.

Veggie Garden

Plato: Menú del día
Precio: 9.25 euros  colones)
Puntuación: 4.5 tofus

En la gran vía, no lejos de Plaza Cataluña está Veggie Garden. Es un restaurante vegano. Tienen un menú bastante amplio y ofrecen menú del día (no se si solo al almuerzo o en cualquier momento). Yo pedí el menú del día. Incluye sopa, comida, postre y agua o vino para tomar. De cada cosa tienen varias opciones.

Yo pedí una sopa de lentejas francesas que estaba riquísima. De plato principal pedí una tarta de gnocchi de calabaza con salsa de puerro, 3 pestos y ensalada. Estaba rico pero me imaginaba algo diferente con la tarta de gnocchi. Esta se sentía como con mucha masa. De postre pedi un mouse de chocolate que estaba muy bueno.

Veggie Garden es una excelente opción. El precio del menú esta súper bien para todo lo que trae. Se los recomiendo. Tienen dos restaurantes, el que yo fui en la Gran Vía y otro restaurante en el raval.

Horario: De lunes a domingo de 12:30pm a 11pm.

Flax & Kale

Plato: Chips de kale, una lasaña cruda, ensalada y pudding de Chia.
Precio: en total gasté como 20 euros (colones)
Puntuación: 5 tofus

Para el 31 de diciembre hicimos una fiesta con varios venezolanos. El menú que acordaron incluía todos los tipos de carne posible y en todas sus presentaciones. Así que yo me tenía que conseguir mi comida por otro lado. No fue nada fácil. No conocía donde podía pedir eso en Barcelona (aquí hubiese llamado al Árbol de seda y listo). Contacté a algunos lugares y nada. Finalmente el mismo 31 me fui a recorrer opciones que vi por internet a ver. Mi principal apuesta era Flax & Kale à porter. Un lugar flexitariano de la misma gente de Teresa Carles (vean el review de ese súper restaurante aquí).

Primero fui al Flax & Kale à porter en el último piso del H&M de Paseo de Gracia. Pregunté si vendían comida para llevar y por alguna razón me dijeron que no.

Luego fui a almorzar a Veggie Garden. Me dijeron que si vendían comida para llevar pero que no tenían servicio delivery. Antes de tomar la decisión me fui a otro Flax & Kale que quedaba más o menos cerca pero cuando llegué ya habían cerrado la cocina. No sabía muy bien que hacer y no se porque en ese momento había descartado la opción de Veggie Garden. Me fui hacia el metro para regresar y decidí pasar una vez más por el Flax & Kale en el H&M que quedaba al ladito del metro. Entré sin preguntar nada esta vez y vi que todo la comida estaba preempacada en plástico. Normalmente odio eso pero ese día fue mi salvación.snapseed-285

Para picar compré cheddar chips de kale. Eran unos chips de kale con cúrcuma, anacardos, levadura nutricional y aceite de oliva. Estaban espectaculares. Por un lado quería darle a todos para que probaran y por otro lado quería comérmelos todos yo. Más o menos logré un punto medio. Por suerte la ración era abundante.

De comida pedí una lasaña cruda vegana y una ensalada. Con la lasaña cruda tenía miedo. No soy muy fan de la tendencia de comer crudo pero esta lasaña estaba buenísima. No les puedo decir muy bien todo lo que tiene pero al menos incluía zucchini, tomate, pesto y queso vegano. El queso vegano estaba delicioso.

La ensalada fue lo más normalito de todo. Mezcla de verdes, tomate y otras cositas. Estaba bien para acompañar.

De postre pedí un pudding de Chia. Ese me lo comí al día siguiente de desayuno no le tome foto pero estaba riquísimo.

La próxima vez que vaya a Barcelona sin duda iré a Flax & Kale a comer allí porque ¡qué lugar más bueno! En estos días voy a intentar hacer una réplica de esos chips de kale en mi casa. El recetario de Teresa Carles no lo incluye en su libro pero voy a ponerme a inventar. Podrán ver mis intentos en las historias de Instagram.

Horario: De lunes a domingo de 9:30 a 9pm